Editorial

La verdad que no quieren escuchar sobre la identidad de género

Posted:

Contemporáneamente la cultura frecuentemente afirma la identificación del género como una elección libre y arbitraria. Algunos medios “expertos” dicen que el género no es meramente un asunto biológico o de nacimiento, pero es algo que el niño debe dejar que llegue. Muchos pediatras cuando tratan a los niños que están experimentando confusión acerca de su identidad de género, proveen hormonas del sexo opuesto y un “bloque de pubertad”, para ayudarlos en su “transición”, muchas veces destruyendo permanentemente su fertilidad. El hecho de que estas prescripciones para los niños sean legales es una señal significativa de una grande enfermedad en nuestra cultura hoy en día. El Colegio Americano de Pediatras recientemente declaró detalladamente los daños médicos de estas hormonas de bloqueo de pubertad y dijeron que El Manual de Desórdenes Mentales (MSM-5) el 98 por ciento de los géneros confunde más a los niños y el 88 por ciento a las niñas y eventualmente su sexo biológico, el cual experimentan naturalmente durante su pubertad. Gracias a Dios que todavía hay pediatras que aman ambas, la ciencia y la verdad.

El 15 de diciembre un grupo ecuménico y compañeros de fe interna, junto a obispos de la Conferencia de Obispos de los Estados Unidos y el Subcomité para la Promoción y Defensa del Matrimonio, emitieron una declaración acerca de la ideología del género. Ellos afirmaron que la diferencia sexual no es un accidente o una corriente sino que es un regalo que une a las personas y a Dios. Ellos también reconocieron que la realidad, muchas veces es complicada y dolorosa para los individuos que están luchando con su género de identidad, que están pidiendo respeto, compasión, misericordia, amor y verdad. Ellos se lo merecen.